ConstructivamenteHistoriaIngeniería prehispánica

¿El estudio de las construcciones prehispánicas podría aclarar quiénes somos?
29 junio, 2017926 min

Ángel Palerm, reconocido antropólogo, expresa que: “La arqueología ha clarificado la mayor parte de los problemas existentes, logrando estructurar una prehistoria más o menos congruente, pero lamentablemente estos conocimientos se encuentran todavía dentro del dominio exclusivo de los especialistas. Creo que este puede ser el camino para que el pueblo de México vuelva a encontrar su historia, su cultura”.

Sin duda, esto refleja el grado de complejidad que poseían los pueblos prehispánicos en su pensamiento y el desarrollo de la arquitectura. El estudio formal de esta disciplina en culturas prehispánicas puede ayudar a explicar ciertos aspectos de las culturas que nos precedieron.

A pesar de todos los avances tecnológicos que existen en nuestra época, aún no hemos logrado descifrar muchos enigmas que rodean nuestra procedencia histórica.

Si bien cada cultura tiene sus particularidades, algo que sigue sorprendiendo a propios y extraños es la fuerte relación que tenían las culturas prehispánicas entre su cosmovisión y la edificación de sus templos.

Ingeniería prehispánica

El uso de los georradar ha ayudado mucho a los arqueólogos en el campo de investigación. Ejemplo de ello es lo que ocurrió en el 2016, cuando un grupo de estudiantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrió una red de canales bajo el Templo de las Inscripciones, en Palenque, Chiapas.

Ahora se sabe que la red de canales alguna vez perteneció a un sistema hidráulico subterráneo, el cual por cierto, es bastante complejo. Esto da señales de que en la zona ya manaba agua antes de la construcción de la pirámide.

Por otro lado, la disposición espacial de los canales en diferentes niveles y su orientación geográfica hacen suponer que el sistema se diseñó mucho antes que la pirámide.

Ingeniería prehispánica

Otro ejemplo de los hallazgos que reflejan el valor y la importancia de la arquitectura, así como de la ingeniería prehispánica, es el de la zona arqueológica de Teotihuacán. En 2003, las intensas lluvias veraniegas dejaron al descubierto un sumidero de 90 centímetros de diámetro al pie del Templo de la Serpiente Emplumada. Poco después se encontró que era parte de un túnel.

En 2004 se empleó un georradar con interfaz de alta resolución con el cual se descubrió que la construcción se extendía a lo largo de 100 metros (m) hasta el Templo de Quetzalcóatl. Por otro lado, se halló que el túnel fue sellado hace dos mil años. Al igual que en Palenque, la edificación se utilizó como sistema hidraúlico y lo sorprendente es que por este túnel aún fluye agua.

Para finalizar, es importante recalcar que el hallazgo de estos sistemas de ingeniería hidráulica prehispánica están relacionados de manera directa con las creencias prehispánicas sobre el agua como representación del inframundo y el paso hacia otra vida o el inicio de la muerte.

Fuente consultada:
Ingeniería Civil

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Vivir en la Luna

Vivir en la Luna

10 enero, 2019
Terrazas invernales

Terrazas invernales

20 diciembre, 2018
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE