Visitar un apartamento muestra es cosa del pasado, la Realidad Aumentada está cambiando la Industria de la Construcción.


En la actualidad la tecnología avanza a pasos agigantados, y día con día tenemos nuevas y mejores herramientas para hacernos la vida más sencilla.

La Industria de la Construcción también se ve beneficiada con todas estas herramientas, permitiéndole alcanzar el famoso grado de “Construcción 4.0”, a continuación te presentaremos una iniciativa de la empresa mexicana Inmersys.

La startup mexicana se especializa en proyectos de contenido 3D, realidad virtual y aumentada para diversas industrias; fue fundada en 2010 por tres estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en conjunto con la incubadora de la Facultad de Ingeniería.

¿Cuál es la diferencia entre la realidad virtual y la realidad aumentada?

La realidad virtual es un ambiente generado que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él. El entorno es contemplado a través de un dispositivo (lentes o casco) que puede acompañarse de guantes o trajes especiales que permiten un mayor nivel de inmersión.

La realidad aumentada consta de una visión directa o indirecta, que se reproduce a través de un dispositivo móvil, en un entorno físico del mundo real combinado con elementos 3D para la creación de una realidad mixta en tiempo real.

¿Cómo afecta esto a la industria inmobiliaria y de construcción?

El proyecto que dio a conocer a esta empresa fue para el Palacio de Minería, el cual constaba en la creación de un recorrido virtual del recinto, con este trabajo saltaron al ojo del huracán y en la industria comenzó a sonar el nombre de Inmersys.

“Hemos tenido mucho acercamiento con inmobiliarias porque son empresas que venden cosas que no existen todavía y, a raíz de una aplicación de realidad aumentada en donde se ve que se realza la maqueta, hemos atraído a varios clientes”, explicaron.

Realidad Aumentada

Supongamos que se va a construir un residencial muy grande y cada edificio tiene cinco departamentos diferentes, lo que hubiera sucedido hace unos años es la construcción de una muestra de cada departamento, lo que genera gastos que al final de cuentas se tendrá que demoler.

Gracias a esta tecnología los departamentos muestra ya están en peligro de extinción (afortunadamente), ahora se puede tener acceso a todos los estilos por medio de la realidad virtual y con un costo muchísimo menor.

Con el paso del tiempo y el avance de esta tecnología, se podrán identificar ciertos patrones que ayudarán a la construcción de una herramienta genérica que buscará la masificación de la tecnología inmersiva.

Fuentes consultadas:

Emedios
El Financiero

– Información que construye –