ConstructivamenteCulturaReconstrucción ancestral

La reconstrucción de la Gran Muralla China se lleva a cabo piedra por piedra.
2 octubre, 20192804 min

¿Quién diría que el mayor representante de la arquitectura antigua, diseñado para defender toda una dinastía, hoy se encuentra luchando contra las consecuencias del turismo? Y es que, este monumento es uno de los más visitados a nivel mundial, recibiendo alrededor de 10 millones de personas cada año.

Sobra decir que el paso del tiempo y de tanta gente cada día han provocado que su estructura vaya en declive. Lo más grave de todo es que los métodos modernos de restauración que se emplearon para reconstruirla anteriormente lograron un resultado opuesto, pues deformaron algunas partes, sin mencionar el rechazo de los visitantes, ya que sus declaraciones referían a que su aspecto ya no era el original.

Para cubrir ambas demandas se implementaron dos vías de acción:

Restauración mínima
A principios de este año el Ministerio de Cultura y Turismo dio inicio a un nuevo plan de conservación que consiste en reparar las partes dañadas pero únicamente lo mínimo necesario.

“A la vieja usanza”
Las reparaciones se llevan a cabo a través de métodos arcaicos y obsoletos con el propósito de conservar su apariencia original, “como si nunca hubiera sido reparada”. Esto para reducir la presión de la opinión pública.

Dicho lo anterior, esta tarea titánica se pone en marcha creando una mezcla a base de agua y mortero de cal, y utilizan burros para adosar las piedras entre sí.

“En varias ocasiones se necesitan hasta 45 minutos para colocar sola un piedra”.

Sin embargo, los trabajadores y encargados de este proyecto no se muestran muy esperanzados, pues expresan que por más eficiente que sea este método de restauración, con el paso de las personas las estructuras volverán a colapsar en menos de un año.

Song Xinchao, vicedirector de la Administración Nacional de Patrimonio Cultural, afirma que los restauradores confunden la reparación de las paredes de la muralla con el desarrollo de una atracción turística y eso debe cambiar de inmediato.

Para superar la predicción sobre el tiempo de la siguiente ruptura, a partir de junio se redujo el acceso de turistas a la muralla. Actualmente sólo pueden visitarla 65 mil personas al día.

Fuentes consultadas:
Obras Web
Travel Leisure

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Adiós a Topo Chico

Adiós a Topo Chico

29 noviembre, 2019
Obras post Revolución

Obras post Revolución

19 noviembre, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE