Estamos inmersos en un mundo en el que la tecnología ha tenido muchos avances. Muestra de ello es Hadrian X, un robot albañil capaz de poner 1,000 ladrillos por hora. Le dieron ese nombre por el emperador romano Adriano, quien era un gran aficionado de la arquitectura.

Su inventor es el australiano Mark Pivac, un ingeniero aeronáutico y mecánico, actual Director Ejecutivo (CEO) y encargado del área de tecnología en Fast Brick Robotics, una empresa australiana dedicada a la robótica.

Robot albañil

Dicha empresa se alió con el fabricante global estadounidense de construcción Caterpillar, e invirtieron $2.6 millones de dólares para la fabricación de la maquinaria robótica en albañilería.

Mark Pivac se llevó casi una década de trabajo en la construcción de este androide e invirtió cerca de $7 millones de dólares.

Robot albañil
A continuación compartimos algunas de las características dignas de destacar de este robot:

  • Tiene un brazo mecánico articulado de 30 m de longitud, capaz de colocar ladrillos con precisión milimétrica y está integrado en un camión que le sirve de transporte.
  • Funciona de forma similar a una impresora 3D, por medio de un software; Hadrian se encarga de fabricar y cortar los ladrillos de acuerdo a las especificaciones que se le han dado en el modelo tridimensional del edificio.
  • Construye una vivienda en tan sólo 48 horas y podría crear una urbanización de 150 hogares al año.
  • A diferencia de su competidor, el robot SAM100 de la empresa Construction Robotics, Hadrian no utiliza un mortero de unión; en su lugar, se le inyecta un adhesivo.
  • Se necesita un operador y por lo menos un albañil para que supervise el proceso de construcción.
  • Es capaz de dejar huecos para poder colocar puertas y ventanas.
  • El margen de error que tiene este robot es inferior a los 0,5 milímetros gracias a su tecnología láser.

Robot albañil
Hadrian X podría tener un costo de 2 millones de dólares cuando llegue al mercado, su objetivo principal será acelerar los plazos y ahorrar los costos de la mano de obra para las grandes empresas en el sector de la construcción.

Robot albañil