ConstructivamenteDestacadasEntretenimientoTenis H2O

Los mejores ingenieros y arquitectos están involucrados en el desarrollo de este proyecto.
19 septiembre, 20192226 min

No es un secreto que el Medio Oriente siempre nos ha cautivado por la atmósfera mística y enigmática que hay en él, ni que Dubai es uno de los destinos turísticos más extravagantes del mundo.

Sólo en este lugar, considerado uno de los más modernos, ricos y lujosos, hay una versión árabe del icónico Disneyland (conocido como Dubailand), coches bañados en oro, tigres que son ‘domesticados’ como mascotas, enormes construcciones y cenas en el desierto.

También tiene increíbles islas artificiales, un cuerpo policiaco de alta gama que circula en Ferraris, Lamborghinis, entre otros. Además, los cajeros no expenden dinero, sino oro; por otro lado, cuenta con un centro comercial más grande que el Vaticano.

Para continuar con el legado de excentricidad que caracteriza a esta ciudad, el arquitecto polaco Kotala Krzysztof presentó su diseño de una cancha de tenis bajo el agua. Puede parecer que es un mero capricho a la medida de la fama de Dubai.

Y en parte lo es, ya que el deporte de los sets se volvió bastante popular después del enfrentamiento entre el suizo Roger Federer y el estadounidense de origen armenio Andre Agassi en 2005, en la cancha del hotel Burj Al Arab, la más alta del mundo.

Sin embargo, uno de los beneficios que tiene este nuevo ‘Wimbledon subacuático’ es que el gasto en sistemas de aclimatación será menor, pues el enfriamiento de los edificios de la zona suele ser bastante costoso; sí, aunque sea irónico en un país de y para millonarios.

“Los edificios inmersos en el agua son más costosos en su construcción, pero serán más baratos para operar en el futuro”, explicó Krzysztof.

Para reducir el impacto económico por sistemas climáticos y de iluminación, el arquitecto se ha basado en las propiedades físicas de la luz solar cuando pasan a través del agua, mismas que son evidentes y resultan mejores que la luz artificial.

El proyecto tiene un costo estimado que va de los 1.7 a 2.5 mdd. El complejo podrá albergar hasta 10 mil asistentes y estará ubicado entre el hotel Burj Al Arab y la isla Palm Jumeirah. Cabe mencionar que la idea original contempla incluir hasta siete canchas.

La obra tendrá una estructura que se asemeja a los atolones, es decir, una isla coralina del océano en forma de anillo o medianamente circular. Con esto se busca que cada cancha contenga en sus techos su propio arrecife de coral.

A pesar de ser una propuesta innovadora y ambiciosa, Sara Fray, Directora de Ingeniería y Servicios Técnicos de la Institución de Ingenieros Estructurales de Londres, ha declarado que antes de materializarlo se deben tomar en cuenta varios factores como son:

  • Resistencia a movimiento telúricos y marítimos
  • Salidas de emergencia adecuadas
  • La tecnología para lograr una edificación bajo el agua
  • Los materiales que se implementarán

Aunque el proyecto aún requiere de inversionistas, se ha dado a conocer que los mejores ingenieros y arquitectos del planeta están involucrados en el desarrollo, por lo que no sería extraño que esta nueva sede del tenis sea una realidad en los próximos años.

Fuentes consultadas:
Noticias Arq
Forbes

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE