La arquitectura moderna se ha apropiado de conceptos ecológicos fuertemente vinculados con la sustentabilidad.

En el 2010, para ser precisos el 7 de septiembre, fue inaugurado en la ciudad de Puebla, Puebla, el Parque Arboledas Rementería. Cabe mencionar que el espacio que ahora ocupa dicho parque antes era un tiradero de basura.

Para realizar la construcción de este parque se invirtieron aproximadamente 9 millones de pesos. De esta cantidad, el Ayuntamiento de Puebla aportó el 50%, la Federación 47% y el gobierno estatal 3%.

Los responsables de materializar este lugar recreativo pertenecen al despacho Ojtat Taller de Arquitectura Alternativa, dirigido por Ricardo Leyva, quien comentó que: “Esta obra pretende recuperar este parque y convertirlo en un Centro de Información, Documentación y Recreación Ambiental”.

Arquitectura natural

Aparte de todos los beneficios que ofrece la construcción de este espacio, la propuesta arquitectónica se ha convertido en un icono, pues ha logrado integrar un objeto arquitectónico con elementos naturales y obtener un equilibrio con el entorno.

El conjunto se encuentra dividido en dos zonas:

  • Zona cultural
  • Zona deportiva

Además, la construcción cuenta con tres plazas interconectadas:

  • Plaza principal. Emplazada con un auditorio al aire libre, bancas, áreas de convivencia y juegos para deporte urbano.
  • Plaza central. En ella se encuentra ubicada la biblioteca y es el eje central de la circulación.
  • Plaza final. Aquí están contenidos el estacionamiento y la guardería.

Como dato curioso, este parque tiene una ciclovía perimetral que es parte de una iniciativa de redes de ciclovías previstas en el denominado Plan Maestro Puebla Sistema Verde.

Arquitectura natural

La accesibilidad a este espacio es uno de los principios básicos del diseño, por ello todas las áreas se intercomunican con rampas y con una cinta texturizada para personas invidentes.

Para finalizar, es importante mencionar que, en su mayoría, el sitio se construyó principalmente con materiales naturales y reciclados. Para la estructura se utilizó bambú, lo cual le brinda una alta resistencia mecánica.

Estos esfuerzos representan el compromiso de sustentabilidad y protección del medio ambiente que ha trazado el camino de la arquitectura contemporánea.

Fuente consultada:
Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto

– Información que construye –