DestacadasIndustriaSustentabilidadBaldosas climáticas

Este proyecto tiene la capacidad de captar y redirigir el agua de la lluvia hasta en un 30%.
27 mayo, 20192446 min

El cambio climático y sus efectos no sólo han replanteado la manera de reutilizar o reciclar los desechos generados por el hombre; también han llevado a las ciudades a un proceso de adaptación frente a este fenómeno mundial.

Si bien existen diversas propuestas para mitigar la situación, que pronto podría convertirse en un suceso irreversible, uno de los aspectos que más preocupan a la especie humana es el uso y conservación del agua.

Lo anterior no sólo se debe a la sobrepoblación que hay en el mundo, sino a que el desperdicio, así como el mal empleo de este líquido vital, ya han mostrado las consecuencias de su escasez desde hace años.

Baldosas climáticas

Es por ello que en la actualidad diversos gobiernos, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, entre otras entidades, trabajan en conjunto para establecer políticas y soluciones que garanticen el futuro de este líquido y, por lo tanto, de los seres vivos.

Sin embargo, los posibles caminos que se siguen para atender dicha problemática deben ser pensados de manera proporcional al crecimiento de las ciudades y el desarrollo humano. Esto último no sólo debe pensarse en un sentido de expansión, sino en fases de planificación y diseño para el porvenir.

Además, las respuestas, al igual que las acciones, deben ser escalables, en medida de lo posible, al crecimiento de la población mundial. Así mismo, deben ser aplicables y adaptables a cualquier entorno urbano que se construya, ya sea en metrópolis altamente pobladas o en urbes pequeñas.

Baldosas climáticas

En respuesta a dichos retos, Flemming Rafn Thomsen y Ole Schrøder, fundadores de Tredje Natur, una firma de arquitectura danesa que se especializa en diseño y planificación urbana, creó en 2018 uno de los trabajos más llamativos para contrarrestar la problemática.

Este proyecto ha sido nombrado como climate tile (baldosas climáticas), las cuales tienen la capacidad de captar y redirigir el agua de la lluvia hasta en un 30%. A pesar de que existen desarrollos similares, la propuesta de valor de esta innovación es muy simple.

Dichos componentes administran y reintroducen el agua pluvial por medio de un circuito sencillo, el cual administra el flujo desde el techo hacia las aceras; posteriormente, lo redirecciona hacia área verdes o estanques de agua.

Baldosas climáticas

Uno de los mayores beneficios que se pueden obtener con estos materiales es que, sin importar la cantidad de lluvia, las baldosas tienen la capacidad de evitar una sobrecarga en los sistemas e infraestructuras de drenaje.

“La solución utiliza los cambios climáticos de manera positiva en el desarrollo de las ciudades más robustas, agitadas y sostenibles”, Tredje Natur.

A pesar de estar en una fase primaria de desarrollo, esta increíble propuesta se ha perfilado como una solución inclusiva que puede ser empleada, en un futuro cercano, en “carreteras, caminos para bicicletas, señalización, mobiliario urbano, plazas y vegetación urbana”. Esperamos que su implementación sea una realidad a nivel mundial.

Baldosas climáticas

Fuentes consultadas:
ArchDaily
Tredje Natur

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Años coloridos

Años coloridos

14 junio, 2019
Notre Dame en pie

Notre Dame en pie

10 junio, 2019
Poli-soluciones

Poli-soluciones

10 junio, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE