ConstrucciónIndustriaCambio de fase

Materiales de última generación para reducir la demanda térmica en un inmueble.
21 mayo, 20193325 min

Hoy en día, el alto consumo de energía en la construcción es uno de los temas más urgentes para los que se busca solución. Es por esto que, constantemente, se realizan investigaciones sobre nuevos procedimientos que permitan reducir la demanda térmica que se genera en un inmueble.

Entre los productos de última generación con los que se está trabajando se encuentran los materiales de cambio de fase, o PCM (Phase Change Materials), los cuales reciben su nombre porque pasan del estado sólido al líquido y viceversa.

Los PCM pueden absorber o liberar energía térmica, ya que la acumulan en forma de calor latente de fusión, que es la energía requerida para que una sustancia cambie de fase. Gracias a esta característica, pueden ser usados en aplicaciones de calefacción o refrigeración, permitiendo que la temperatura del inmueble se mantenga constante.

Cambio de fase

¿Cómo funcionan los PCM?

Los PCM actúan como termorregulador en los edificios, reduciendo las oscilaciones térmicas en el ambiente, de ahí que se diga que son materiales “inteligentes”. Además, son capaces de responder a las variaciones de las condiciones térmicas del entorno.

El principio de acumulación de calor es el siguiente:

  • La absorción de calor funde el material cuando éste llega a cierta temperatura, diferente para cada material.
  • Durante la fusión, el material absorbe grandes cantidades de calor del ambiente y el espacio se enfría.
  • Cuando la temperatura desciende, el material se solidifica y libera calor; de esta forma, el espacio se calienta.
  • Al almacenar los materiales de cambio de fase en amortiguadores aislados, el calor o frío latentes se pueden usar más adelante.

Ahora bien, existen varios tipos de materiales de cambio de fase. Phase Change Materials es un nombre general para varios productos, como parafinas, hidratos de sal y ácidos grasos, cada uno con sus ventajas y desventajas particulares.

Cambio de fase

Los PCM se suministran mediante microencapsulados de polímero impermeable, cuyo tamaño puede variar entre una micra y varios cientos de micras. Debido a esto, los PCM son visualmente similares a un polvo blanco que se puede mezclar con materiales constructivos como el hormigón, el cemento, el yeso, la madera o en ladrillos.

Se trata de productos pensados para utilizarse únicamente dentro de los edificios y no sirven para el exterior; sin embargo, aún se encuentran en fase de investigación y desarrollo, por lo que es posible que, en un futuro, se pueda expandir su uso.

Fuentes consultadas:
Cosas de arquitectos
Global-E-Systems
Certificados Energéticos

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Ley de Obra Pública

Ley de Obra Pública

22 agosto, 2019
Compuesto sostenible

Compuesto sostenible

16 agosto, 2019
¡El Hormigón!

¡El Hormigón!

12 agosto, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE