La nanotecnología ha abierto un campo de posibilidades nuevas para la industria cementera.

Las dinámicas que trajo consigo el crecimiento exponencial del desarrollo científico y tecnológico han generado nuevos requerimientos, así como maneras de satisfacer las necesidades humanas. A su vez, se ha agudizado la atención por resolver cuestiones que conciernen al medio ambiente.

La Industria de la Construcción, en específico la rama cementera, han mostrado gran entusiasmo por contribuir con su granito de cemento. Muestra de ello son las investigaciones e innovaciones tecnológicas descubiertas y desarrolladas en los últimos años respecto a la fabricación y utilización del cemento.

Uno de esos chispazos de genialidad es la creación del cemento termocrómico. Este proyecto fue desarrollado por la doctora en Física Gloria Pérez del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja del CSIC (IETcc).

Cemento bicolor

La innovación nanotecnológica en este cemento permite explorar nuevas cualidades y funciones de su estructura química. Además su implementación ayuda a alargar la vida útil de este material.

De aquí se desprende una pregunta importante ¿qué es el cemento termocrómico? Es un revestimiento inteligente más respetuoso con el medio ambiente que contribuye a la eficiencia energética de las viviendas. Esto permite mejorar el aislamiento térmico, lo cual garantiza el confort al interior de una casa durante todas las estaciones del año.

El principio científico bajo el que actúa este cemento es la reacción a la temperatura y el cambio de color debido a la condición climatológica que se presente. El cambio de color que tiene este material es uno de los factores que activa el aumento o disminución de la temperatura en el mismo.

Cabe destacar que el cemento adquiere un color oscuro ante bajas temperaturas; mientras que, con una alta temperatura, la respuesta será aclarar su color. Sin duda este avance tecnológico representa un gran valor en el sector de la construcción y la industria cementera.

Los efectos que tiene su implementación en la construcción de edificios son bastante positivos. Sumado a lo anterior, la ventaja de utilizar este nuevo material es que la vida útil de éste se acrecenta y con ello también se obtienen sus beneficios a largo plazo.

Para finalizar, es obligado mencionar que la eficiencia energética y la amabilidad con el medio ambiente que ofrece la implementación de este nuevo cemento no es el único ni mejor de sus beneficios. También tiene ventajas estructurales sobre otros materiales de construcción.

Fuentes consultadas:

Enlace Arquitectura
Eadic Formación y Consultoría
Ecoinventos
Technology Review

– Información que construye –