DestacadasIndustriaResponsabilidad SocialInmovilidad

“La congestión vehicular le cuesta más de 94,000 mdp cada año a las ciudades mexicanas”.
25 noviembre, 20192647 min

Cualquier habitante de la Ciudad de México o alguna urbe con características similares sabe lo que es enfrentarse al tránsito en horas pico. Sí, ese depredador matutino, vespertino o nocturno que huele nuestra urgencia por llegar a tiempo a nuestro destino, y que muy quitado de la pena nos acecha.

Y no sólo es el tránsito, la problemática es tan grave que todos los días podemos observar escenas similares a las siguientes: “Vagones de metro que se desbordan de usuarios, […] largas filas para tomar el metrobús”, tres filas para subir al microbús, que se dividen en los que van sentados, los que van parados y los que van colgados, entre otras.

Por otro lado, la inmovilidad de la CDMX tiene su origen en múltiples y complejas situaciones como lo son:

  • Una gran cantidad de personas que deben moverse de un lado a otro de la ciudad.
  • Ineficiencia en el flujo y movimiento de vehículos y personas.
  • Un sistema de transporte que ya es insuficiente.
  • El propio comportamiento de los usuarios y transportistas.
  • Malas políticas públicas y prácticas de gestión gubernamental.
  • Desconocimiento de la red de transporte.
  • Pésimos sistemas de señalización y control vial.
  • Mal mantenimiento de la ciudad en general.

Por si fuera poco, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), “la congestión vehicular le cuesta más de 94,000 millones de pesos cada año a las ciudades mexicanas”. Poco más del triple de lo que costará la renovación de la Línea 1 del Metro.

¿Al que madruga, Dios lo ayuda?

Pareciera que nuestra ciudad experimenta una paradoja espacio-temporal, pues si salimos minutos antes del hogar llegamos ‘súper temprano’ al lugar al que vamos; si salimos justo a tiempo, ya vamos tarde; y si salimos tarde, será mejor avisar.

Sin embargo, hay veces en las que ya no es suficiente con levantarse cinco minutos antes. La realidad es que el caos es inevitable a cualquier hora y es peor cuando la temporada de lluvias se propone volver la situación más interesante.

No hay mal que por bien no venga

Sabemos que no todo es miel sobre hojuelas, sin embargo, en los últimos años ha surgido un cóctel muy interesante de soluciones a la problemática. Y contrario a lo que podríamos imaginar, no habrá autos voladores o teletransportadores.

Entre las propuestas que más destacan se encuentran:

  • Sistema integrado de transporte público
  • Diseño vial y movilidad no motorizada
  • Actualización y mantenimiento de unidades de transporte público
  • Homologación del sistema de señalización y mapas de rutas y ramales
  • Incrementar la infraestructura del sistema de transporte público
  • Crear urbes densas, compactas y mixtas

Aunque será un arduo trabajo, el reto está frente a nosotros y de no afrontar la problemática podría escalar a proporciones mayúsculas. ¿Cuáles crees que sean otras opciones para mejorar la movilidad en las ciudades densamente pobladas?

Fuentes consultadas:

Obras Web
La Silla Rota
El Economista
C3 UNAM
El Universal

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Pistas de hielo

Pistas de hielo

5 diciembre, 2019
Adiós a Topo Chico

Adiós a Topo Chico

29 noviembre, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE