Las prioridades de la ingeniería y la arquitectura han cambiado de forma radical en todo el mundo. En la actualidad, quienes se dedican a la investigación de la patología constructiva han centrado sus esfuerzos teóricos y metodológicos en atender problemáticas referentes al deterioro prematuro de las estructuras de concreto expuestas a ambientes agresivos.

Lo anterior se debe a que muchas edificaciones contemporáneas han sido proyectadas sin criterios de durabilidad; al contrario, se realizan bajo un marco mecanicista, funcional y práctico.

En respuesta a dicho fenómeno, la filosofía del diseño moderno considera que toda obra debe poseer dicha cualidad. Es importante mencionar que uno de los objetivos principales de esta postura es que cada obra cumpla de forma correcta con su vida útil y de servicio.

Obras durables

Para que posean esta característica es necesario quitar, a nivel conceptual, la idea de que el concreto no es responsabilidad por parte de quienes intervienen en el proceso de planificación de cualquier tipo de construcción. A continuación te describimos de manera breve lo que se debe considerar:

1. Diseño arquitectónico
Es importante contemplar la inclusión de formas y materiales que vayan acorde al uso que se le asignará al edificio. Para ello, los involucrados deben estar vinculados con especialistas y proveedores que brinden las herramientas necesarias.

2. Diseño por durabilidad

De acuerdo a la información obtenida en la normativa (mexicana o internacional), un factor que debe ser tomado en cuenta es el ambiente al que estará expuesta la estructura. El principal argumento de esta acción es conocer qué concreto se utilizará, así como las cantidades de sus componentes.

3. Diseño estructural
Una vez definido el tipo de material que se empleará, así como sus características, en esta fase lo primordial es hacer que la mezcla elegida tenga una buena resistencia mecánica cuando alcance su dureza máxima y tenga contacto con el entorno.

Obras durables

4. Diseño del plan de mantenimiento
Esta etapa resulta esencial para cualquier edificación, pues de esta manera se podrán asegurar las condiciones establecidas para que la obra cumpla con su vida de servicio.

5. Construcción
Cuando ya se ha corroborado el punto cuatro y que los componentes cumplen con determinados requisitos de durabilidad, se debe exigir que la fabricación del mismo cumpla con los requisitos de REH (Resistividad Eléctrica Húmeda) o PRC (Permeabilidad Rápida de Cloruros).

6. Supervisión
Este último paso contempla dar un estricto seguimiento al proceso de fabricación, transportación, colocación, consolidación y curado, dosificación y cumplimiento de cada material desarrollado para la edificación. A la par de esto, es necesario verificar su desempeño.

Se debe destacar que sin importar el tipo de obra, el ambiente en donde se construya o el uso que se le asigne (habitacional u ornamental), es fundamental seguir con rigor los pasos señalados anteriormente.

Un ejemplo de productos funcionales son los de Concretos Moctezuma, quienes utilizan la tecnología más avanzada para fabricar concretos de la más alta calidad. Cada uno se diseña con la dosificación necesaria de acuerdo con las diferentes resistencias. Si gustas, puedes conocerlos dando clic aquí.

Obras durables