DestacadasIndustriaResponsabilidad SocialReparando grietas

El proyecto de transformación que recupera los espacios ocultos de la ciudad.
13 mayo, 20192436 min

Como parte del 2º encuentro Placemaking Latinoamérica –organizado por Lugares Públicos A.C.– que se llevó a cabo en la Ciudad de México en noviembre de 2018, se realizó la recuperación de ocho espacios públicos en las alcaldías de Cuauhtémoc, Iztacalco y Miguel Hidalgo.

Una de estas intervenciones, denominada Kintsugi Urbano CDMX, estuvo a cargo del colectivo Urbanismo Vivo + Artículo 41 + ATEA, quienes se enfocaron en el Callejón de San Ignacio, ubicado a espaldas del Antiguo Colegio de las Vizcaínas; un espacio de 1,548 m2 en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Reparando grietas

Este proyecto partió del Kintsugi japonés, una técnica que consiste en reparar fracturas en la cerámica con resina de oro, haciendo que las grietas se vuelvan visibles. Esta técnica plantea que: “las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse”. De esta forma, no sólo se cambia el aspecto de una pieza, sino que se le añade valor.

Kintsugi Urbano traslada este concepto al espacio citadino y se ocupa de agregar valor a las grietas en el paisaje a través de murales, reparación de objetos y el acto simbólico de embellecer las cicatrices de la ciudad a la vez que las transforma en un lugar nuevo.

Reparando grietas

Pero, ¿qué son las grietas o cicatrices urbanas? Se trata de espacios que quedan en la sombra durante la transformación de la ciudad. Son lugares no comerciales o que no fueron planeados para el tránsito ordinario y, por eso, tienen una calma que contrasta con el ritmo acelerado del resto del entorno.

Esta calma puede ser algo negativo cuando se trata de un callejón sin buena iluminación o comercios en planta baja a los que los peatones o residentes puedan acercarse mientras atraviesan el lugar.

Reparando grietas

La transformación del Callejón de San Ignacio se hizo mediante la implementación de caminos peatonales que, entre otras cosas, despertaran una experiencia lúdica en los niños y le agregaran color al pasaje.

Este proyecto incluyó, además, otras jornadas de activación, integradas por el Club de Reparadores CDMX, un encuentro comunitario para aprender y enseñar a reparar al público de todas las edades; la Revalorización de oficios locales, que exhibía retratos fotográficos e historias de reparadores del lugar; y la Red de historias ocultas, que invitaba a los transeúntes y vecinos a compartir sus anécdotas y hacer visible la identidad del barrio.

Reparando grietas

Fuentes consultadas:
ArchDaily
BID
Cultura Inquieta

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

El arca genética

El arca genética

23 mayo, 2019
Cambio de fase

Cambio de fase

21 mayo, 2019
Diseño ORG

Diseño ORG

17 mayo, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE