ConstrucciónIndustria¿Tabique o ladrillo?

Ambos requieren de una supervisión estricta y de una gran habilidad para emplearlos, ¡descubre más!
29 abril, 20194026 min

En la actualidad, los términos tabique o ladrillo se utilizan de manera indiscriminada, o bien son usados como sinónimos, pero es importante mencionar que no son lo mismo. No obstante, los usos y contextos lingüísticos que se les asignan son variables y dependen de factores diversos.

La palabra “tabique” proviene del árabe hispano tashbik, que se refiere a una pared delgada compuesta por muchos ladrillos. Por otra parte, se cree que “ladrillo” viene del latín later, que significa “bloque de barro cocido”, aunque se desconoce su procedencia exacta.

Se trata de los materiales constructivos más antiguos que se conocen. De acuerdo con los registros arqueológicos, su aparición podría datar del año 7,000 a. C., en la ciudad de Jericó, Turquía.

Tabique o ladrillo

Se sabe que los romanos fueron quienes más usaron estos materiales. Su manufactura estaba sometida a un estricto control de calidad.

Gracias a sus características, el ladrillo es ideal para realizar construcciones, aunque no de manera estructural. Además, es muy fácil de utilizar y es bastante útil al momento de levantar obras; sin mencionar que su implementación resulta bastante económica.

Sin embargo, requiere de una supervisión estricta, así como de una gran habilidad para emplearlo, pues, a pesar de que cualquiera lo puede usar, no todos saben cómo volverlo una verdadera obra de arte.

Ahora te compartimos los detalles de este increíble y ancestral –literalmente ancestral– elemento constructivo. Estamos seguros de que nunca volverás a verlo igual.

Tabique o ladrillo

Un poco de historia…

Los primeros ladrillos que se fabricaron estaban constituidos de lodo y paja. Estos eran amasados y moldeados y, posteriormente, se ponían a secar al sol. Por su parte, los egipcios utilizaban arcilla y paja para crearlos.

Hacia el año 3,500 a. C., la introducción del horno para cocerlos supuso un gran avance tecnológico para su producción. Lo anterior no sólo abrió paso a la posibilidad de aumentar el número de piezas, sino que contribuyó a la expansión de edificaciones.

Así mismo, su cocción lo dotó de diversas propiedades, entre las que destacan: mayor resistencia, facultades aislantes, térmicas y acústicas. Con el paso del tiempo, su fabricación, así como los resultados de la misma, han evolucionado, logrando adaptarse a las necesidades de cada época. Es por ello que ahora hay diversos tipos e, incluso, algunos son empleados de manera ornamental.

Tabique o ladrillo

Es así que, para el Siglo XX, el uso de este componente alcanzó su máximo esplendor, pero el movimiento modernista lo opacó, sobre todo porque la implementación del concreto aparente se convirtió en una mejor opción.

Lo anterior se debe a que los ladrillos son utilizados para crear muros no estructurales que tienen el objetivo de separar y sub-dividir interiores, siempre y cuando no aporte una sobrecarga. Además, tienen una resistencia mecánica mínima.

Fuentes consultadas:
Noticias de Arquitectura
ArchDaily
Etimologías

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Concreto plastificado

Concreto plastificado

24 junio, 2019
Mampostería

Mampostería

18 junio, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE