Con el fin de sanear el aire que respiramos, Daan Roosegaarde diseñó la Smog Free Tower. Se trata de una torre que funciona como aspiradora que absorbe las partículas contaminantes emitidas en grandes urbes, como es el caso de la Ciudad México.

La imponente estructura está equipada con tecnología ecológica y puede limpiar hasta 30,000 m³ de esmog por hora. Además, para su funcionamiento no requiere de electricidad, pues sólo necesita una caldera de agua para generar 1,170 vatios.

Este proyecto ya es un hecho en Pekín, China, en donde la torre purificadora de más de 7 m de altura -la más grande del mundo, según sus impulsores- libera aire hasta 75% más limpio a su alrededor.

Torre purificará la CDMX

Visité Pekín hace tres años y desde la habitación del hotel no podía ver la calle. La imagen me entristeció muchísimo y decidí que había que hacer algo para acelerar el proceso de lucha contra la contaminación”, declaró Roosegaarde en entrevista con el diario El País.

La implementación de esta iniciativa en la capital China, así como en Rotterdam, Holanda, ha servido de inspiración para adecuarla a nuestra ciudad, puesto que, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año cerca de 8.2 millones de personas mueren a causa de la contaminación ambiental.

Estas implicaciones nocivas a la salud se deben a la alta cantidad de partículas finas (PM 2.5) que se encuentran en el aire, entre ellas el hollín, el humo de cigarro, el polvo y demás tóxicos.

Torre purificará la CDMX

Por esta razón, los habitantes de zonas como la CDMX o Pekín se enfrentan a inhalar gas NO2 de forma constante, lo cual ocasiona problemas respiratorios y cardíacos e incluso muerte prematura.

En su visita a México en 2017, el también diseñador holandés presentó su proyecto ante estudiantes de la Universidad de Monterrey (UDEM).

Ahí explicó que, bajo un proceso de ionización, su estructura arquitectónica recolecta en carbono las partículas esparcidas en el aire y después las comprime durante media hora a alta presión para finalmente obtener diamantes o anillos, funcionando así como una torre “chupa esmog”.

Recientemente, en su participación en el Foro Internacional de Diseño del World Capital Design CDMX 2018, Roosegaarde refirió, sin ofrecer muchos detalles, que las torres purificadoras podrían llegar a nuestro país a finales de este año.

Torre purificará la CDMX

Cabe mencionar que el sistema creado por el holandés es similar al del hospital público “Dr. Manuel Gea González”, conocido como la Torre de Especialidades Médicas, edificio “come esmog” que se encuentra al sur de la capital del país, en Tlalpan, y que fue desarrollado para mejorar la salud del medio ambiente, así como la de sus habitantes.

Con su torre aspiradora, el arquitecto comparte su objetivo a favor de la ecología y trabaja en distintas soluciones que buscan obtener aire, agua y energía limpios. Entre ellos destaca la fabricación de bicicletas que purifiquen el aire contaminado.

Los resultados de la Smog Free Tower están avalados por la Universidad Tecnológica de Eindhoven y tiene la peculiaridad de que todas las partículas recolectadas, una vez comprimidas a alta presión, son transformadas en joyas en forma de anillos. De acuerdo con su creador, cada joya cuesta aproximadamente 250 euros y todo lo recaudado en ventas se vuelve a invertir en el mismo proyecto.