IndustriaResponsabilidad SocialVivienda social

Las estrategias de construcción de las comunidades deben permitir que el diseño evolucione.
2 agosto, 20192685 min

Entre el 2001 y 2012, en México se registró una explosión del desarrollo inmobiliario de interés social. Se trataba de viviendas para personas de bajos recursos que podían ser adquiridas a crédito, a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

El arquitecto Alex Leandro Pérez Pérez afirma que “la vivienda, particularmente la de interés social, constituye uno de los ejes más importantes en la planificación urbana”, pues resulta esencial para el desarrollo psicológico y social, así como para la sustentabilidad de las ciudades, a la par que contribuye a elevar el bienestar y reducir el impacto ambiental.

Sin embargo, para que un proyecto de este tipo tenga éxito, debe existir una relación entre el diseño de la comunidad en su totalidad (casas, calles, avenidas, tiendas y otros edificios) y la satisfacción de las necesidades y expectativas de los usuarios, que varían de acuerdo al contexto particular de cada grupo de habitantes.

Así, las estrategias de construcción para la vivienda social, aplicadas en México y Latinoamérica, deben considerar que una comunidad nueva no puede simplemente insertarse sobre un terreno vacío, de lo contrario no estaría adaptada. El diseño debe poder evolucionar y el proceso debe hacerse a conciencia de que cada paso subsiguiente estará dictado por lo que ya existe en ese momento.

Todas las decisiones tomadas al inicio del proyecto deben ser entendidas como una sugerencia sujeta a cambios: mientras el proyecto evoluciona en el tiempo, la planeación hecha al principio para las áreas no construidas será irrelevante, por lo que es necesario dejar abierta la posibilidad de cambiar el diseño continuamente.

No obstante, en algunos lugares del mundo, la construcción no se realiza aplicando tipologías que garanticen el bienestar del usuario, a pesar de que se cuenta con datos conocidos de cómo lograrlo. El diseño debe basarse en principios universalmente compartidos, de lo contrario, el entorno construido siempre será percibido como hostil a la vida. Se trata de un desafío enorme para reformar la práctica de construir ciudades y las soluciones significarán el uso de mecanismos innovadores.

Fuentes consultadas:
ArchDaily [x]
Redalyc
Animal Político

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Robots obreros

Robots obreros

23 septiembre, 2019
Concreto fotovoltaico

Concreto fotovoltaico

9 septiembre, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE