IndustriaSustentabilidadViviendas sustentables

Existe una nueva política nacional de vivienda, la cual tiene como objetivo controlar la mancha urbana.
5 mayo, 20171117 min

La construcción de viviendas ha aumentado en diferentes ciudades de México, provocando una situación difícil con respecto a la demanda de suelo con servicios urbanos. También, como consecuencia, las personas viven en zonas alejadas y sus trayectos implican horas en el transporte público, lo que ocasiona implicaciones en el consumo de combustible y producción de emisiones contaminantes.

Ante la situación, el gobierno federal estableció una nueva política nacional de vivienda, con la cual se busca controlar la expansión de las manchas urbanas; y planificar e instaurar ciudades más densas, compactas y funcionales que contribuyan a un desarrollo ordenado, sustentable e inteligente en las urbes del país.

Además de disminuir de manera responsable el rezago habitacional y proveer viviendas dignas para la población a través de cuatro estrategias:

  • Lograr una mayor y mejor coordinación interinstitucional.
  • Transitar hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente.
  • Reducir de manera responsable el rezago de vivienda.
  • Procurar una vivienda adecuada para los mexicanos.

Existen organismos que se encargan de atender los asuntos de las viviendas en nuestro país: la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) y la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI).

La CONAVI ahora apoya integralmente la coordinación e implementación de la política nacional articulada a la ciudad, donde la vivienda asociada a la infraestructura, los servicios, el equipamiento, el comercio, los centros de trabajo, entre otros, contribuyen a otorgar la plusvalía y constituyen el punto de partida hacia la sustentabilidad del desarrollo urbano.

La CONAVI, a través del Programa de Acceso de Financiamiento para Soluciones Habitacionales, ha desarrollado diferentes mecanismos e instrumentos para la planeación y consolidación de las ciudades:

  • Un sistema de puntaje para el acceso al subsidio, en el que la ubicación de la vivienda (disponibilidad de empleo, equipamiento y servicios) adquiere un peso definitivo.
  • Una jerarquización del suelo urbano a partir de criterios de empleo, consolidación urbana y disponibilidad de servicios. Se definió un modelo geoestadístico que dio lugar a los Perímetros de Contención Urbana (PCU)
  • Un Registro Nacional de Reservas Territoriales (RENARET), consiste en un sistema de empadronamiento de predios con fines habitacionales.
  • Impulso a los Desarrollos Certificados (antes DUIS). Lo que permite integrar equipamiento, infraestructura urbana, espacios públicos y áreas verdes.

A México se le considera el primer país en desarrollar una política de sustentabilidad que se enfoca en la vivienda social y esto ha generado un cambio en el sector con la promoción de sucesos productivos más formales y establecimiento de bases cada vez más sólidas para el diseño y la implantación de soluciones habitacionales involucrando factores como la sustentabilidad.

Además, nuestro país diseñó las primeras Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación Mexicana de Vivienda Sustentable en el 2012 (NAMA, por sus siglas en inglés), con la intención de escalar los estándares de eficiencia energética con los que se diseñan y edifican las viviendas, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y poder cumplir con las metas que se fijó el país en la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático.

La NAMA de Vivienda Sustentable es coordinada por la CONAVI y está diseñada con una metodología acordada transversalmente entre todos los actores participantes, igualmente es reconocida internacionalmente y está enfocada a mejorar la eficiencia energética de la vivienda. Ésta es una de las más avanzadas en cuanto al diseño e implementación.

Para el 2016, una de cada 10 viviendas que cuentan con el subsidio de la CONAVI son NAMA, se trata de aproximadamente 35 mil unidades y se espera que la cantidad vaya en aumento para que el sector de la vivienda mexicana se convierta en un mercado competitivo bajo en carbono.

Fuente consultada:
issuu.com

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

Ladrillos ‘cool’

Ladrillos ‘cool’

19 marzo, 2019
Mano de obra

Mano de obra

11 marzo, 2019
CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE