Con una inversión total de 210 millones de pesos, esta gran obra cultural localizada en Cuernavaca, Morelos, se ha convertido poco a poco en un icono de la construcción de dicho estado.

Esto último, se debe a que el recinto se encuentra localizado en la zona arqueológica de Teopanzolco, que en su traducción al español significa “El lugar del templo viejo”.

Durante su proyección hubo un impresionante trabajo de equilibrio entre la arquitectura moderna y la preservación de la antigua.

Auditorio Teopanzolco
Los responsables de su diseño son Isaac Broid + Productora, quienes recibieron el premio CICA (International Committee of Architectural Critics) de Arquitectura Latinoamericana, en la edición número 16 de la Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires.

Para este proyecto, Broid indicó que la estructura se basa en la forma de una pirámide, así como en la figura del triángulo; el resultado de esta combinación se hizo con la finalidad de armonizar e integrar el edificio con el entorno.

Es importante mencionar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia supervisó la obra para que se cumplieran los requerimientos que solicitó para no afectar el sitio arqueológico.

Auditorio Teopanzolco

El auditorio cuenta con cinco espacios principales; de los cuales hay tres cubiertos y dos al aire libre, distribuidos de la siguiente manera:

  • Auditorio principal, el cual puede albergar 800 personas.
  • Explanada, con cupo para 1,500 personas.
  • Vestíbulo principal, donde caben hasta 350 personas.
  • Foro Isabelino, dentro del cual pueden convivir 200 personas.
  • Caja Negra, lugar en el que puede haber hasta 150 personas.

La sala principal tiene vista al centro ceremonial de Teopanzolco, un sistema de butacas móviles, un sistema de iluminación y otro de sonido de cara hacia el sitio prehispánico. Además, hay un escenario en donde se pueden ofrecer espectáculos al aire libre.

Auditorio Teopanzolco

Otro aspecto a destacar del auditorio es que atendió de manera especial el tema de la sustentabilidad, pues éste era algo primordial desde que se planificó la obra y se logró concretar a través de dos vías.

Como arquitectos pensamos que el tema de la sustentabilidad debe resolverse de la manera más simple, sobre todo con el tema de temperatura propusimos un sistema de ventilación cruzada a través de las puertas, sin necesidad de recurrir a un sistema de enfriamiento que pronto será viejo; también hay un sistema de captación y reciclaje de aguas para reutilizar aguas negras en baños o zonas de jardinería y áreas verdes”, señaló el arquitecto Bedoya para el diario Milenio.

Auditorio Teopanzolco

Sin duda, este lugar emblemático es una maravilla de la arquitectura moderna, en el cual Corporación Moctezuma tuvo la oportunidad de colaborar en tareas específicas, así como en labores concretas y eso es algo que nos llena de Puro Orgullo Mexicano.