Abarca muchas actividades, que van desde el diseño hasta la automatización de ciertas tareas.

Antes los arquitectos diseñadores trabajaban basándose en la intuición y la experiencia para resolver los problemas que enfrentaban, sin embargo en la actualidad el diseño computacional ha mejorado este proceso codificando las decisiones por medio de un lenguaje de programación.

Este tipo de innovación abarca muchas actividades, que van desde el diseño hasta la automatización de ciertas tareas. El hilo común es el uso de una herramienta de programación visual.

El objetivo del diseño computacional no es necesariamente documentar el resultado final, sino más bien los pasos necesarios para crear ese resultado.

En el mercado existe una serie de herramientas de diseño computacional, las cuales trabajan sobre otras plataformas de software, tal como Microstation, Rhino o Revit.

  1. Generative Components (Componentes Generativos) es el padre de las herramientas de diseño computacional, funciona con el software Microstation aunque está disponible en una versión independiente.
  2. Grasshopper (Saltamontes) es la herramienta más popular. Es de modelado algorítmico para Rhino, el software de modelado 3D por Robert McNeel & Associates. Es un producto muy maduro con una amplia biblioteca de nodos.
  3. Dynamo (Dinamo) es una herramienta de programación visual de Autodesk. Está disponible en una versión gratuita que enlaza directamente con Revit, así como un pagada independiente.
  4. Marionette (Marioneta) es un nuevo producto de Vectorworks. Está construido directamente en Vectorworks 2016. Marionette es una multiplataforma por lo que funciona tanto en Mac como Windows.
  5. Flux (Flujo) es un producto de Google, funciona a través de diversas plataformas mediante una interfaz basada en la web. Permite compartir datos entre aplicaciones.

Dichas herramientas proporcionan una forma sencilla de aprovechar el poder de la informática en un proceso de diseño sin tener que aprender cómo escribir códigos. Además le permiten a los arquitectos y diseñadores adaptarlas a sus necesidades, pues cada proyecto en el que trabajan es único y tienen sus propios desafíos.

No hay una pieza de software que puede hacer todo lo que necesita un arquitecto o diseñador; sin embargo, es posible adaptar el software a manera de que trabaje para ellos.

Fuentes consultadas:

Bentley
Dynamobim
Grasshopper 3D
Vectorworks
Flux
Archdaily

– Información que construye –