A continuación te presentamos algunos usos arquitectónicos del hielo que te dejarán helado.

Basta un poco de ingenio, herramientas, conocimientos sobre escultura y arquitectura para transformar simples bloques de hielo en magníficas edificaciones habitables o en bellas esculturas.

Muestra de esto es el tradicional Palacio de Hielo ubicado en San Petersburgo, Rusia. Esta edificación fue diseñada por el arquitecto Pyotr Yeropkin en 1740 a petición de la emperatriz Ana, quien decidió honrar la victoria rusa sobre el Imperio Otomano.

Para la construcción de este inmueble se utilizaron más de tres toneladas de hielo, el cual fue extraído de ríos congelados que se encontraban cerca de la zona de construcción. Los bloques ocupados para los muros se sellaron derramando agua sobre ellos.

¡Edificios helados!

Este edificio se planificó para tener 20 m (metros) de altura y 50 m (metros) de ancho. Además fue adornado con grandes esculturas de hielo, entre las cuales destacaba un elefante. El palacio se derritió durante la primavera, pero los planos de construcción prevalecieron.

Más de dos siglos pasaron hasta que en 2005 se volvió a construir el palacio utilizando los planos de Yeropkin. Como era de esperarse uno de los distintivos de la edificación fue el gran número de esculturas de hielo decorativas, incluido el elefante.

El nivel de popularidad fue tal que se decidió construir cada invierno el Palacio de Hielo de San Petersburgo, el cual recibe miles de visitantes cada año.

¡Edificios helados!

¿Hielo de colores?

El festival de esculturas de hielo y nieve de Harbin, en el noreste de China, es uno de los más grandes y reconocidos eventos de baja temperatura en el mundo.

Este evento consiste en una exposición interactiva con esculturas heladas de grandes tamaños que combinan recursos tecnológicos, como luces de colores y rayos láser para su iluminación.

El festival se llevó a cabo por primera vez en 1963. En la actualidad acuden a él miles de personas. El evento tiene una duración aproximada de un mes y su inauguración es el 5 de enero.

Para la construcción de las figuras gélidas se utilizan desde picahielos hasta motosierras y se ocupan alrededor de 160 mil m³ (metros cúbicos) de hielo y nieve recolectados en el río Songhua.

Entre las esculturas más destacadas se encuentran:

  • Coliseo de Roma
  • Buda
  • Esfinge egipcia
  • Cataratas del Niagara

Esta última fue realizada en el 2007 y obtuvo un récord Guinness por ser la escultura de hielo más grande del mundo con 250 m (metros) de longitud y de un volumen de 13 mil m³ (metros cúbicos).

Increíble, ¿cierto?, sin duda estas edificaciones heladas son una gran maravilla del ingenio humano que no te puedes perder.

Fuente consultada:

Reforma

– Información que construye –