La forma en la que Drew McGukin juega con los lugares en donde interviene su diseño es inigualable.

Drew McGukin es un diseñador de interiores de Nueva York que ha sabido ganarse el reconocimiento en la escena del interiorismo, así como de la élite consumidora, por su total atracción hacia lo “inesperado”.

Se graduó en el 2010 de la Escuela de Diseño de Interiores de Nueva York. Su carrera profesional comenzó como diseñador principal de su propia empresa y fue seleccionado por el Centro de Diseño de Nueva York para el lanzamiento de la iniciativa “Diseño Accesible”.

Dicha iniciativa consiste principalmente en brindar un servicio profesional que sea más accesible al consumidor para que éste conozca a los mayores talentos del diseño en la industria y tenga facilidad de comprar las ofertas que hay en el mercado.

Uno de los aspectos por los que McGukin pasará a la historia es porque en sus diseños ha pensado, plasmado y concretado un concepto denominado: híper organización funcional del espacio.

Espacio convertible

El concepto ha sido pensado para satisfacer las necesidades actuales de estilo de vida que tiene la gente en materia de espacio, la forma en la que se utiliza y cómo es posible adaptarlo a cada tipo de construcción.

“Todo el concepto se desarrolla alrededor de la funcionalidad híper organizada de un espacio que se adapta para distintos propósitos”, explicó el diseñador.

Es en sí, un concepto contemporáneo en donde el espacio puede plegarse, cerrarse, desdoblarse y convertirse en distintas cosas que dependen de las necesidades del usuario final.

La única ejecución existente de este concepto por parte de McGukin es su proyecto denominado, Cocina-estudio. Este diseño se ha inspirado en un estilo de vida dinámico y citadino.

Cabe destacar que la cocina utilizada puede transformarse en:

  • Una sala
  • Un estudio
  • Un bar

El objetivo de este proyecto fue optimizar la funcionalidad, aprovechar el espacio, así como campo visual. El diseñado logra que cada la cocina se difumine con el ambiente de manera perfecta, con lo cual se logra un lugar aerodinámico, ordenado, contemporáneo y cálido.

“¡Un espacio pequeño no significa que no puedes tener todo!”, declaró McGukin.

Espacio convertible

Fuentes consultadas:

Obras Web
Blog Cosentino
Dificonsa

– Información que construye –