La domótica moderna permite re-crear los espacios que habitamos con soluciones dirigidas e interactivas.

Por domótica se entiende la incorporación de un conjunto de sistemas que automatizan las diferentes áreas de un edificio. Estos sistemas pueden ir desde una tecnología sencilla hasta la gestión completa de la edificación en donde se implementa.

Actualmente uno de los propósitos de la domótica es buscar el aprovechamiento de la energía solar para satisfacer necesidades.

La genialidad de este proceso tecnológico es que permite dar respuesta a las nuevas tendencias en nuestra forma de vida. También plantea otras maneras de interactuar en los espacios en los que habitamos y convivimos.

En años recientes, el avance técnico-tecnológico de la domótica se ha consolidado y mejorado gracias a la era digital. Esto último ha permitido que la oferta sea más sólida que nunca, así como la mejora en la calidad del producto ofrecido.

De igual manera, se ofrecen más funcionalidades por menos dinero, más variedad de productos que gracias a la tecnología son más fáciles de usar y de instalar. En cuanto a la usabilidad, los sistemas de domótica son cada vez más intuitivos y perfectamente manejables.

Los beneficios que aporta son múltiples y en general cada día hay más, no obstante, dentro de los más destacados están:

  • Ahorro energético gracias a la gestión “inteligente” de los sistemas
  • Potenciación y enriquecimiento de la red de comunicaciones
  • Seguridad personal y patrimonial
  • Teleasistencia y ubicuidad en su control
  • Gestión remota de instalaciones y equipos domésticos
  • Aumento en el nivel de confort y calidad de vida

Además, facilita la introducción de infraestructuras en función del espacio en el que se incorpora. Se debe agregar que todos sus posibles usos innovadores y creativos deben tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Aplicabilidad
  • Diseño responsivo
  • Funcionalidad
  • Facilidad de uso
  • Calidad
  • Estética del espacio
  • Posibilidad de ampliación y modificación
  • Infraestructura

Es preciso decir que la red de control del sistema domótico se une con la red de energía eléctrica y de Internet, las cuales se coordinan con dispositivos móviles y electrónicos del hogar u oficina.

En definitiva, la domótica contemporánea contribuye a aumentar la calidad de vida, haciendo más versátil la distribución de un lugar, cambiando las condiciones de relación con el medio ambiente y funcionalidad de la edificación.

Fuentes consultadas:
Cedom
Domo Desk

– Información que construye –