Un error común por parte de los clientes a la hora de decidir construir, es pensar que edificar una obra es cuestión de seleccionar el terreno, contratar al arquitecto y a los trabajadores, comprar los materiales y rentar la maquinaria que se encargará de hacer los planos realidad.

Sin embargo, olvidar realizar un análisis geotécnico del lugar en donde se levantará la estructura no sólo retrasa el inicio de la misma, también puede acarrear problemas en el proceso de construcción o al término de ésta.

Estudios de suelo

De lo anterior, surgen tres cuestionamientos importantes: ¿qué es un estudio de suelo?, ¿cómo se hace este tipo de indagaciones? y ¿cuál es su importancia? A continuación buscaremos resolver estas dudas.

En primer lugar, un estudio de suelo o geotécnico se basa en investigar las características físicas, químicas, geológicas y mecánicas del suelo, a través de las cuales se conocen principalmente:

  • La humedad
  • Las diferentes capas y su espesor
  • La profundidad del nivel del agua
  • La resistencia
  • El tipo de cimentación más adecuado
  • Los asentamientos de la estructura

Derivado de lo anterior, Carlos Valadez, director comercial de Deal Group, expresa que hay seis tipos de pruebas que se deben realizar: “topográfica, mecánica de suelos, ingeniería estructural, impacto vial y ambiental, así como de Protección Civil”.

Estudios de suelo

Por otro lado, la exploración de la superficie en donde se edificará, consta de tres etapas definidas:

  1. Trabajo de terreno. Por medio de éste se toman e inspeccionan muestras de lugar, a través de distintas técnicas de recolección como son la calicata, penetración de suelo o los sondeos.
  2. Trabajo de laboratorio. Una vez obtenidos los ejemplares del suelo elegido, estos son inspeccionados física, química, mecánica y geológicamente para determinar sus propiedades.
  3. Informe final. Éste contiene todos los datos y conclusiones que se deben considerar a la hora de planificar, diseñar y materializar una obra. Además, debe estar firmado por personal autorizado, como geólogos e ingenieros civiles.

La relevancia de realizar este tipo de investigaciones puede reducir costos de mantenimiento, determinar los mejores materiales de construcción, así como establecer si es viable o no iniciar el proyecto y, sobre todo, salvar vidas.

Estudios de suelo

El estudio del suelo es un aspecto de seguridad que se debe tomar en cuenta siempre, con el fin de evitar problemas en las construcciones ante las eventualidades naturales futuras.

Fuentes consultadas: