Por la variación geográfica de nuestra ciudad, a lo largo de la historia se han diseñado edificios que al día de hoy podrían sobrevivir a un terremoto, incluso tan fuerte como el del 85.


Debido a la ubicación del DF, una zona altamente sísmica, se trata de un blanco de posibles desastres significativos; y no es para menos la predicción, pues en menos de un mes se pueden sentir tres o más sismos de magnitud significativa.

De ahí deriva la importancia de conocer los edificios que podrían quedar de pie en esta gran urbe:

La Torre Mayor o Torre IXE: tiene 225 m de altura en los que se distribuyen 55 pisos, cuenta con 98 grandes amortiguadores que compensan los movimientos de un sismo o terremoto de 8.5 grados Richter.
Torre Latinoamericana: es considerada una de las edificaciones más resistentes del mundo. Sus 3 pisos de sótano funcionan como cimientos y como cajón hidráulico. Pese a ello, se estima que una sacudida superior a los 9 grados Richter podría desplomarla.
Torre de Pemex: está diseñada para resistir sismos de 8.5 grados Richter, en sismos menores a 7 grados prácticamente no se mueve. Su diseño tiene 164 pilotes que penetran hasta el subsuelo y una estructura que en forma de grandes cruces soporta todo el edificio.
Torre del Caballito: está anclada al suelo con 185 pilotes de concreto, además su estructura está pretensada de hormigón, lo que le ayuda a evitar fisuras. Puede soportar un terremoto de 8.5 grados Richter.
Monumento a la Revolución: tiene una fuerte estructura de metal le ayuda a soportar un sismo con intensidad mayor a los 8 grados Richter.
Edificio La Nacional: está frente al Palacio de Bellas Artes y es el edificio que más sismos ha soportado en el mundo. Lo construyeron con una protección antisísmica, utiliza popotes de concreto y soporta sismos de 8 grados Richter.
Edificio Miguel E. Abed: cuenta con 195 pilotes de concreto y acero incrustadas en pozos de cemento reforzado, las cuales penetran a una profundidad de 60 metros. El edificio está sobre el Eje Central Lazaro Cárdenas.
Torre Insignia: Se le considera uno de los edificios más seguros del mundo, debido a que gracias a sus amortiguadores sísmicos soporta temblores de 8.5 grados Richter. La construyó el arquitecto Mario Pani Darque en Tlatelolco.
Torre de Tlatelolco: se encuentra anclado al suelo con cuatro pilotes de acero y concreto a 35 metros de profundidad, cuenta con 36 amortiguadores y soporta terremotos de 8.1 grados Richter.
Torre Reforma: aunque aún está en construcción su diseño es antisísmico y soporta terremotos de 9 grados Richter, además se le considerará el edificio más seguro de Latinoamérica.

Fuente consultada:
De 10

– Información que construye –