El proyecto permitió demostrar la capacidad que tiene la ingeniería mexicana para desarrollar (diseñar y construir) megaproyectos subterráneos, como en cualquier otra parte del mundo. Fue desde el 2013 cuando se comenzó a planear y construir el Macrotúnel Acapulco.

El proyecto arrancó con la excavación de los portales en los frentes Brisamar,en la zona de la bahía de Acapulco y Cayaco en la zona Diamante. Fue en abril de 2014 cuando se hizo la primera voladura del túnel, de ahí resultaron varias problemáticas técnicas, geológicas y sociales, todas estas superadas para lograr concluir la primera etapa de la obra.
Macrotúnel Acapulco

En lo que a obras subterráneas se refiere, se trata de uno de los proyectos más importantes de los últimos años en México.

El túnel está conformado por una sección tipo de 14.25 m de ancho por 9 m de alto en herradura. En el proceso de excavación se extrajeron 403,000 m³ de material y encontraron una gran variedad de condiciones geológicas, tales como: zonas de falla con granito sumamente alterado, caídos de cuñas de gran tamaño, presencia de veneros subterráneos con gran aportación de agua, entre otras.

Fue a finales de diciembre de 2016 cuando se ejecutaron los últimos colados de concreto en bóveda con ayuda de las dos cimbras metálicas de sección típica con 15 m de longitud en la zona de sección superior, fue así como se dio paso a los trabajos de sistema de iluminación, ventilación, contraincendios, emergencia, etc.

Macrotúnel Acapulco

En la construcción del Macrotúnel Acapulco se adoptaron normativas europeas y estadounidenses:

  • Se contempló la construcción de ocho paraderos o bahías, una cada 300 m. Las cuales cumplen la función de salvaguardar a los usuarios del túnel ante una descompostura o emergencia vial.
  • La iluminación está resuelta con 940 luminarias tipo LED a lo largo de la estructura, es una tecnología que garantiza la percepción visual de los conductores, lo que da mayor seguridad y fluidez al tránsito vehicular.
  • El sistema de detección de incendios consiste en un cable lineal que abarca la longitud del túnel, está ubicado en la zona central del techo. Está fabricado de fibra de vidrio, lo que permite una medición exacta y ágil de la variación de temperaturas en tiempo real y está conectada a un software del centro de control para activar los protocolos de seguridad.
  • A lo largo del túnel se instalaron en pares 14 ventiladores tipo jet fan bidireccionales, diseñados para desplazar caudal en lugares confinados, con silenciadores acústicos.
  • Tiene un subsistema de videovigilancia (CCTV) que tiene la capacidad de supervisar el interior, el exterior y las instalaciones del centro de control. Para ello instalaron 80 cámaras de videovigilancia de última generación con tecnología TCP/IP de fácil instalación y mantenimiento, las cuales tienen un alcance visual de hasta 100 m.

    Macrotúnel Acapulco

Entre los beneficios más importantes de destacar de la obra, están:

  • Permitió la conexión de la zona Dorada de la bahía con la zona Diamante.
  • Se presentó un desahogo de tráfico en la carretera hacia Puerto Marqués.
  • Al ser una obra de magnitud colosal, se cubrieron grandes retos técnicos.
  • El riesgo sísmico se consideró desde el diseño del túnel, por lo que se usaron marcos metálicos, anclajes y concreto lanzado.
  • A lo largo de la construcción y puesta en operación del proyecto, se logró la meta de cero accidentes fatales.
  • Se confirmó la bondad de los túneles carreteros y urbanos, se trata de una solución viable para acortar tiempos y distancias dándole seguridad a los usuarios.

    Macrotúnel Acapulco

Para el futuro se planea la construcción de un segundo túnel paralelo, esto sucederá cuando el tránsito promedio diario así lo requiera.

Fuentes consultadas:

– Información que construye –