Hay quienes consideran que la implementación de este estilo es bastante útil. Otros creen que su uso es simplemente una moda. Sin embargo, todo radica en saberlo emplear de manera correcta.

Un espacio minimalista contempla una reducción significativa de aquellos elementos que lo componen, con ello se pretende generar entornos armónicos y organizados; sin necesidad de tener muebles amontonados o desbordes decorativos.

Minimalismo espacial

Lo anterior, se puede obtener reconociendo que cada objeto tiene una función determinada y que se debe aprovechar al máximo cada uno. Además, es vital prescindir de todas las cosas que resulten innecesarias.

El minimalismo integra todas las piezas que son esenciales para el espacio y para las necesidades de las personas”, expresó la interiorista Alexandra Aguilar.

Minimalismo espacial

Lograr que un diseño de interiores minimalista cumpla con su función depende de siete claves fundamentales que te compartimos a continuación:

  1. La arquitectura es primero
    Los elementos arquitectónicos son más importantes a nivel visual, por lo cual se deben incluir superficies limpias y lisas, formas simples, así como materiales ligeros.
  2. Interiores no fragmentados
    Cada una de las divisiones que se realicen en la proyección de los planos deben ser estrictamente funcionales.
  3. El mobiliario
    Todos los muebles deben ser diseñados con total simpleza, funcionalidad y empleando líneas rectas para que éstas ayuden a crear lugares ordenados.
  4. La luz natural
    Potenciar este elemento tiene como objetivo amplificar visualmente cada zona. Por otro lado, brinda calidez en entornos que pueden resultar fríos sin ella.
  5. Colores neutros
    Estos son el eje principal del diseño. Su función es ampliar el espacio y unificarlo lo más posible para configurar un conjunto armónico y relajado.
  6. Materiales puros
    El uso de madera, vidrio, aluminio o el mármol, generan contrastes muy interesantes y elegantes. Además, las posibilidades se vuelven infinitas al utilizarlos.
  7. Todo en orden
    La sobriedad de los espacios es algo primordial, por lo que se reducen al mínimo los elementos superfluos. Por su parte, los adornos expuestos son discretos y pocos.
Minimalismo espacial
Fuentes consultadas: