DestacadasInfraestructuraVanguardiaSistema Cutzamala

Esta obra hidráulica ha trabajado durante 13,505 días sin parar desde su inauguración.
9 octubre, 20191107 min

La vida en el Valle de México no sería posible como la conocemos sin este impresionante sistema de captación, almacenamiento, conducción, potabilización y suministro de agua potable, el cual es conocido como uno de los más grandes a nivel mundial.

Su construcción inició en 1976 con el fin de solventar los problemas de abastecimiento de agua en la Ciudad de México, así como en las zonas conurbadas. Lo anterior, debido al crecimiento poblacional y expansión urbana que vivió nuestro país entre 1960 y 1970.

Por otro lado, el levantamiento de este complejo hidráulico se pensó para ayudar a mitigar la sobreexplotación del Sistema Lerma, el cual era la principal fuente de distribución de líquido potable en el Valle de México, desde la época de la Revolución Mexicana.

Su longitud es de 322.32 km de canales primarios y su proyección se extiende a lo largo de los estados de Michoacán, Estado de México y Ciudad de México, aunque, también abastece a algunos municipios del Hidalgo y Tlaxcala.

Para lograr abastecer a poco más de 21 millones de personas, “el proceso no es sencillo: inicia con la recolección de agua en siete presas: Tuxpan y el Bosque, en Michoacán; así como Ixtapan del Oro, Villa Victoria, Valle de Bravo, Chilesdo y Colorines, en el Estado de México, que convergen con la cuenca del Río Cutzamala”.

Después es concentrada en presas de almacenamiento y derivadoras, para ser distribuida por seis poderosas plantas de bombeo que utilizan 2 mil 280 millones de kw cada hora, los mismos que ocupa toda la ciudad de Puebla.

“Este gigante de la ingeniería civil ha trabajado sin parar durante 37 años, las 24 horas del día.”

Pero el agua no llega de manera directa a cada casa por medio de tuberías, después de ser bombeada, pasa por un proceso de potabilización. Para hacerlo, el Sistema Cutzamala cuenta con su propia planta llamada Los Berros, ubicada en el Estado de México.

En este lugar, se llevan a cabo los siguientes subprocesos:

  • Cloración: para la desinfección del agua.
  • Sulfatación: se aplica sulfato de aluminio para la clarificación del agua y eliminación de tierra, lodo y arcilla.
  • Floculación: se utiliza para ayudar a la sedimentación de partículas ‘grandes’ o suspendidas
  • Sedimentación: cuando los materiales se concentran, son separados por sedimentadores y filtros.

Cuando el agua se vuelve potable es distribuida al Valle de México por cinco plantas de bombeo. Se estima que anualmente este complejo ingenieril abastece cerca de 450 millones de m³ de agua al año. Y eso no es todo, te dejamos algunos datos bastante interesantes sobre este increíble sistema de abastecimiento de líquido vital:

  • Es considerada una de las 10 obras civiles más importantes de su tipo en el mundo.
  • La tecnología aplicada en esta obra hidráulica es 95% nacional.
  • Cada segundo, el sistema llena 16 tinacos de 1,000 litros del Valle de México.
  • Es uno de los sistemas más grandes del mundo.

Aunque trabaja sin descanso, se le da mantenimiento dos veces al año para extender su vida útil, así como de los cuerpos de agua que lo alimentan. Por otro lado, la campaña Cultura del Agua, busca concientizar a los mexicanos para procurar y cuidar el líquido.

Fuentes consultadas:

MXCITY
GobMx
El Siglo de Torreón
Agua.Org

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE