ConstrucciónIndustriaMampostería

Las soluciones arquitectónicas que permite al momento de proyectar una obra, son ilimitadas.
18 junio, 20192927 min

Este método constructivo se caracteriza por ser uno de los más tradicionales, eficaces y utilizados que existen en la historia del ser humano. Consiste en superponer materiales -toscos o labrados-, ya sea para edificar muros, paramentos, e incluso exteriores.

Las soluciones y expresiones arquitectónicas que permite al momento de proyectar una obra, son ilimitadas. Por otro lado, su utilización dentro de la construcción de una obra garantizan una gran resistencia, así como durabilidad.

A su vez, este sistema tienen como principales ventajas: la reducción de desperdicio de los materiales empleados; se puede usar para realizar construcciones con alturas elevadas; y que la mayor parte de su implementación es interna.

Aunque también puede emplearse en muros para exteriores, los materiales que se utilicen para su proyección deben ser de baja permeabilidad y absorción, con lo cual se evitará que el muro impida o retenga agua y se debilite.

Entre los materiales que más se ocupan para mampostar se encuentran:

  • Ladrillos
  • Tejas
  • Piedras
  • Mármoles
  • Granitos
  • Bloques de concreto prefabricados

Cabe resaltar que la resistencia y durabilidad de la mampostería están directamente relacionadas con el tipo de mezcla que se emplea para su unión, la cual, generalmente está hecha de mortero o cemento para albañilería; así como de la calidad de los materiales y la mano de obra que la realice.

A pesar de ser una de las técnicas más antiguas de construcción, el paso del tiempo ha permitido que se desarrollen más y nuevos tipos de mampostería, entre los que destacan:

  • Mampostería ordinaria. Emplea mortero para fijar elementos y rellenar los huecos (mínimos) que van quedando para dar una buena apariencia.
  • Mampostería en seco. Está conformada por piedras o ladrillos, y no utiliza mortero.
  • Mampostería concertada. Los materiales se disponen de forma poligonal, una cara en la otra o juntas (las cuales son labradas), de forma que, vistos desde arriba, ofrezcan un aspecto regular.
  • Mampostería careada. En este tipo de mampostería las piedras o ladrillos son labrados por la cara que queda expuesta al exterior, no requieren de un tamaño o forma única.
  • Mampostería confinada. Consiste en construcciones de ladrillos fijados con mortero, en forma de columna y reforzadas desde el suelo con vigas y concreto.
  • Mampostería estructural. Es utilizada para erigir casas y edificios, en ésta se crean muros verticales resistentes con la ayuda de morteros de cemento y refuerzo en su interior con barras de metal.
  • Mampostería estructural reforzada. Ésta se caracteriza porque sus elementos están sujetos, con lo cual se protege a las edificaciones ante desastres naturales.
  • Mampostería decorativa. Normalmente se utiliza embellecer paredes interiores y exteriores, calles y avenidas, plazas y otros sitios públicos.

Si estás interesado en desarrollar algún proyecto de este tipo, Mortero Moctezuma es la estrella de la cantera, ya que es fácil de trabajar y aplicar, además te permite obtener mejores acabados y lograr un menor desperdicio. Conoce más dando clic aquí.

Fuentes consultadas:

Noticias Arq
Rocas y minerales
Cementos CIBAO
DC Network

Conexión Moctezuma

Resumen del editor.

Publicaciones relacionadas

CONTACT
US
YOUR
NAME
YOUR
EMAIL
¿A QUE TE DEDICAS?
SEND MESSAGE